Cuando pensamos en nuestro futuro profesional una vez finalizado el bachillerato, solo tenemos en mente la universidad. Quizás porque la sociedad lo impone así, olvidándonos de que hay otras opciones, como el ciclo formativo.

En la actualidad, la formación que adquiere una persona para poder entrar al mercado laboral es muy amplia. Podemos encontrar una gran variedad de estudios, tanto para jóvenes como para adultos. Los motivos para estudiar Formación profesional son numerosos ya que se está convirtiendo en una opción cada vez más atractiva en la educación.

 

¿Qué es la Formación Profesional?

¿Cómo acceder a un ciclo formativo?

La formación profesional es el estudio que prepara a los alumnos para formarse en una actividad profesional, desarrollando las competencias necesarias para una adecuada inserción laboral.

Dentro de la formación laboral podemos distinguir dos niveles según la cualificación laboral adquirida en cada ciclo:

  • Ciclos Formativos de Grado Medio
  • Ciclos Formativos de Grado Superior

 

¿Cómo acceder a un ciclo formativo?

Si quieres realizar un ciclo formativo superior puedes hacerlo a través de cualquiera de estas opciones. Por un lado, puedes acceder con tu título de bachillerato. Por otro lado, a través de un ciclo formativo de grado medio. Y por último, sin tener estos títulos, puedes acceder mediante la prueba de acceso a los mismos.

 

¿Por qué estudiar un ciclo de formación profesional?

Al igual que en los años 90 y en los 2000 casi todas las empresas buscaban personal con una carrera universitaria, actualmente las necesidades de las ¿Qué es la Formación Profesional?empresas han cambiado y son los titulados en algún ciclo de formación profesional los que acaparan toda su atención.

Esto ha provocado que los ciclos formativos se hayan renovado y oferten una gran variedad de títulos que se adaptan a la actualidad y a las necesidades que las empresas requieren.

La formación profesional, a día de hoy, es la opción educativa más seductora para los alumnos, ya que son los estudios profesionales que más se acercan a la realidad del mercado laboral.

 

Ventajas de estudiar un ciclo formativo

Las ventajas de estudiar un ciclo formativo con respecto a realizar una titulación universitaria son muchas. Uno de los mayores atractivos de este tipo de estudios es que al finalizar la titulación, los alumnos estarán formados perfectamente para realizar prácticas formativas y así lograr la experiencia profesional necesaria que lo incorpore al mundo laboral.

Pero estudiar un ciclo de FP conlleva muchas más ventajas:

 

Formación más prácticaBeneficios de cursar un ciclo formativo

La enseñanza en un ciclo formativo es mucho más práctica que en una carrera de la universidad. Aunque, por supuesto enseñan teoría, los contenidos están más orientados a desenvolverse en un puesto de trabajo. Se potencian las habilidades y competencias necesarias para ello.

Además, esta formación cuenta con una etapa formativa en empresas. Antes de finalizar el ciclo, habrás aprendido cuáles serán tus tareas en el área profesional. Será tu primer contacto con el mundo laboral, dotándote de experiencia.

 

Menor duración

Las carreras universitarias, por lo general, suelen durar en torno a 4 años o más. En cambio, los ciclos formativos no superan los dos años, en los que 3 meses son prácticas. Por lo que seguro que al ser menos tiempo no se te hace tan cuesta arriba.

 

Gran itinerario formativo

La Formación Profesional ofrece un amplio abanico de titulaciones en todos los sectores laborales. Esto es bueno si aún estás indeciso y no sabes por qué formación decantarte. Y también si, por el contrario, ya tienes decidido cuál será tu profesión, ya que están ordenados por salidas profesionales.

 

Formación europeaFormación más práctica

Si no ves tu futuro en España, no te preocupes. En Europa este tipo de formación está muy considerada. Por tanto, podrás optar por emigrar a un país europeo como alternativa. El 50% de la población activa europea son titulados en FP, por lo que salen muchas ofertas con este criterio.

 

Más salidas laborales y formativas

Si estudias un ciclo formativo al acabar tendrás dos opciones. Por un lado, trabajar, ya que esta formación cuenta con un buen porcentaje de empleabilidad. O ampliar tus estudios haciendo una carrera en la universidad sin necesidad de pasar por la temida selectividad.

 

Menor coste y mayor adaptabilidad

Otro de los beneficios de los ciclos formativos es su coste más barato que matricularse en cualquier carrera. Por otro lado, esta formación suele tener horarios más flexibles, para los alumnos que estén trabajando, con turnos de mañana y de tarde.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies