Actualmente la popularidad de deportes de raqueta- ahora llamados deportes con implementos- como el pádel o el tenis, entre otros, están desarrollando un crecimiento importante en España. Aunque no se puede reducir a un solo motivo su vertiginoso éxito, entendemos que el principal responde a la facilidad que exigen estos deportes para poder practicarlos, como el escaso número de participantes necesarios y la sencillez de aprendizaje.

Dentro de los deportes con implementos las modalidades más practicadas son el pádel y el tenis, estos deportes se practican con una pala o raqueta y se puede disfrutar de un partido individual o, como mucho por parejas. En los deportes con implementos se trata de enviar la bola al campo contrario siguiendo las normas de cada deporte. No requiere un gran estado de forma (a no ser que se compita a alto nivel, que sí es más exigente) por lo que prácticamente cualquier persona con un estado de salud y de forma aceptable puede jugar. Los movimientos y la técnica a aplicar son bastante sencillos: la raqueta se puede sujetar como ambas manos según la preferencia del jugador (derecha o izquierda). Por su parte, los golpeos a la pelota se hacen de forma natural según viene la pelota o de revés, a una o dos manos. 

La edad ideal requerida para la práctica de este deporte no está acotada; tanto personas de avanzada edad como niños en crecimiento están perfectamente capacitados para iniciarse en este deporte. Además, hay muchísimos cursos y entrenadores que te hacen mejorar rápidamente con lo que podrás empezar a mejorar sin necesidad de haber pasado un largo periodo de meses de entrenamiento.

Las habilidades obtenidas a la hora de realizar deportes con implementos son de tipo locomotor y no locomotor, destacando sobre todo las habilidades manipulativas y de coordinación. Las cualidades físicas que dotan la práctica de estos deportes son fuerza, solidez, resistencia y destreza.

Entre los beneficios que conlleva su práctica serán: Físicamente, la mejora del equilibrio, la movilidad, la fuerza, el estado físico y la quema de calorías. Mentalmente, se mejora la concentración y sus comportamientos reactivos de resolución de problemas. Emocionalmente, se puede incrementar la confianza en uno mismo, inculcar sentimientos de éxito, aliviar el estrés y proporcionar salidas sociales.

Como advertencia, recomendamos que la práctica de este tipo de deportes se complemente con ejercicios que puedan hacer una compensación física con la mitad del cuerpo menos trabajada. Esto es tan sencillo como hacer entrenamientos de vez en cuando con el brazo contrario, que además ayuda a ganar perspectiva en el juego.

La práctica de ejercicio físico es una demanda cada vez más solicitada por los médicos en la sociedad moderna. Los beneficios que se adoptan para la salud incluyen no sólo características físicas, si no psíquicas y sociales. Los motivos que le lleva a una persona a la práctica del deporte varían mucho en función de sus motivaciones, pero los beneficios que obtenga van a ser siempre mayores del objetivo que se pretendía superar para la práctica de cualquier deporte en cuestión. A la hora de decidir cuál es la actividad con la que se quiere obtener estos beneficios, hay que tener en cuenta la dirección que se quiere tomar para conseguir según qué objetivos, y la práctica de los deportes con implementación suelen cubrir todos o casi todos los beneficios buscados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies