Calzado deportivo

El tipo de suela, la transpiración o la rigidez del calzado es importante a la hora de elegir adecuadamente qué tipo de zapatilla vamos a utilizar según el deporte o actividad vayamos realizar.

Numerosas lesiones se producen por este tema, ya que muchas veces se compra calzado sin conocimiento de sus especificaciones, y probablemente hemos comprado unas deportivas concretas para un deporte cuando vamos a realizar otra actividad diferente.

La comodidad es muy importante cuando realizamos deporte, ya que, si no, vamos a realizarlo en malas condiciones y podremos sufrir lesiones. Las lesiones más frecuentes son las que aparecen en la planta y dedos de los pies, algunas de ellas en la piel y otras en los tendones y músculos.

El espolón calcáneo es una lesión en la que se inflama la parte del talón, entre el hueso y la placa del tendón. También se conoce como fascitis plantar, y es muy doloroso al caminar, realizar carrera y deporte de alto nivel físico. Se puede prevenir con una suela más blanda o adecuada al pie, según cada persona.

Por otro lado, otro tipo de lesiones son las que se producen en la piel, como las ampollas o las rozaduras. Éstas son más dolorosas inicialmente, ya que el dolor que producen es bastante agudo, pero rápidamente disminuye y son menos importantes, ya que el tiempo de curación es inferior, pues muchas veces en menos de 6 días ya está recuperado.

Para finalizar, también se producen lesiones musculares y de tendones, que suelen darse en la musculatura posterior de la pierna y la cercana al tobillo, así como en el tendón de Aquiles. Los sóleos, gemelos y el plantar, así como el tendón pueden sufrir inflamaciones y sobrecargas con el calzado inadecuado. A veces, la espalda también puede sufrir lesiones y sobrecargas por una mala pisada, ya que si se prolonga en el tiempo acaba provocando descompensaciones musculares que pueden producir dichas lesiones.

Así pues, es recomendable estudiar y elegir cuidadosamente el calzado antes de comprarlo, teniendo en cuenta el tipo de deporte que vamos a realizar, la superficie por la que vamos a pisar y las frecuencia de uso, necesitando una zapatilla de alta calidad si vamos a usarla casi a diario.

Escrito por Javier Jiménez Fernanz.

Entrada anterior
Deportes acuáticos en verano
Entrada siguiente
La natación. ¿Existe el deporte perfecto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

68 − = 58

Menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies